¿Estás pensando en hacerte una escapada a Roma? Nosotros hicimos la nuestra de 4 días en el mes de mayo y en este post queremos contarte cuales son los 10 lugares imprescindibles de la Ciudad Eterna que no debes perderte.

1. Plaza y Basílica de San Pedro

Sabemos que son dos lugares, pero no podemos concebir la Basílica sin la Plaza, ni la Plaza sin la Basílica en una visita al Vaticano. Nada más entrar en la Plaza te sobrecoge su majestuosidad diseñada por Bernini, quien pretendía que sus columnatas representaran los brazos maternales de la Iglesia. Si como nosotros sois aficionados al cine, podéis dedicar unos minutos a buscar lugares emblemáticos de escenas de películas, como el bajo relieve del viento que aparece en la película «Ángeles y Demonios».

La Basílica de San Pedro es la más impresionante de toda Italia y no es para menos, siendo el lugar donde descansa el primer Papa de la Iglesia. En ella se encuentran numerosas obras de arte, pero sin lugar a dudas las tres más importantes son: la Cúpula de la propia Basílica, la Piedad (ambas obras de Miguel Ángel) y el Baldaquino (obra de Bernini).

2. Museos vaticanos y la Capilla Sixtina

Es sin lugar a dudas una de las mayores concentraciones de arte de todo el mundo. Y es que en 7 kilómetros de galerías, podrás acceder a una completísima pinacoteca (con obras de Tiziano, Caravaggio, Da Vinci…), un museo con vehículos utilizados por los Papas de todas las épocas (incluido el Papa Móvil donde Juan Pablo II sufrió el ataque en la Plaza de San Pedro), el museo Pío-Clementino con una gran colección de esculturas clásicas, las Estancias de Rafael con los frescos del artista, y como no, la Capilla Sixtina, decorada minuciosamente por Miguel Ángel. Aquí os recomendamos que os hagáis un poco los remolones para poder disfrutar de este espacio único, ya que debido a la afluencia de gente, os meterán algo de prisa para poder continuar con la visita.

3. Panteón

Es la iglesia más antigua de Roma. Y es que al acceder a la Piazza della Rotonda donde se ubica y ver su imponente fachada, te hace sentir tan pequeño… Pero si impresionante es por fuera, no lo es menos por dentro. Cuando accedes no puedes dejar de mirar hacia su cúpula, la más grande construía de hormigón no armado en el mundo. Imprescindible ir sobre mediodía para ver cómo entra la luz por el óculo. Y como no, si antes hacíamos mención a las películas, no dejéis de buscar la tumba de Rafael dentro del Panteón como hacía Robert Langon en «Ángeles y Demonios».

Como curiosidad, en el suelo se pueden observar 22 agujeros por donde se filtra el agua cuando llueve, porque el óculo no tiene nada que lo cubra.

4. Coliseo Romano

Es uno de los edificios más sobrecogedores de toda Roma, no sabemos si por su buen estado de conservación o si por los actos que se celebraban en su interior. Sea como sea, es uno de los lugares imprescindibles. En su interior los gladiadores se enfrentaban entre sí o contra las fieras en la época romana. Y se llegaron a representar batallas navales llamadas «naumaquias», pero no fueron muchas ya que a los pocos años de su inauguración, se construyó una compleja red de pasillos bajo la arena para los sirvientes y las fieras, que impedía su inundación (porque sí, el Coliseo se llegó a llenar de agua para representar batallas navales famosas).

Cuando llegas a él, es inevitable sentirte un romano más de la épica, imaginándote sus arcos llenos de estatuas de mármol, el suelo interior de madera cubierto de arena, a los sirvientes preparando los decorados, y la cávea llena de público sorprendidos al ver a las fieras subir por esas trampillas.

No puedes dejar de hacerte la típica foto con el Coliseo de fondo con el Foro Romano.

5. Foro romano

Si decíamos con el Coliseo que te podías sentir como un romano más imaginándote los espectáculos que se daban en él, de igual manera en el foro romano será inevitable que no revivas la actividad que se daba en los edificios de la Roma antigua. Y es que esta maraña de ruinas, templos, basílicas y espacios públicos, respiran vida a pesar del paso de los años.

Después de pasear entre sus calles, te aconsejamos que subas al Palatino desde donde verás unas vistas increíbles, con el Arco de Tito y el Coliseo a la derecha, y el Tempo de Saturno por la izquierda.

Si tienes suerte, podrás ver algún espectáculo musical o teatral en su interior, ya que el Ayuntamiento de Roma lo utiliza como un centro cultural (y es que el entorno es incomparable, desde luego!).

6. Fontana di Trevi

Es la fuente más característica de la ciudad de Roma, cuando paseando por sus calles llegas a la plaza donde se encuentra, su majestuosidad y su tamaño te sobrecogen. Sorprende que en un espacio tan pequeño puedas encontrar tal monumento. Representa al Dios Océano tirado por dos tritones y dos caballos de mar, uno salvaje y otro dócil, que representan los estados del mar.

La tradición marca que debes colocarte de espaldas a la fuente, tirar una moneda con la mano derecha sobre el hombro izquierdo y no mirar don de cae para volver a la Ciudad.

7. Piazza Venezia

Es la plaza por la que siempre pasarás vayas donde vayas por la ciudad. Sobre ella se levanta el Vittoriano, una gran mole de mármol blanco impresionante, pero que no a todos los romanos gusta. Se puede ver desde muchos lugares de la ciudad, siendo el mejor punto de referencia para orientarte. Se construyó en honor al primer Rey de Italia, Víctor Manuel II, representado en una enorme estatua ecuestre. También podrás ver allí la tumba al soldado desconocido.

8. Museos Capitolinos

Se encuentran en la Piazza del Campidoglio, considerada una de las plazas más bonitas de la ciudad. Los Museos Capitolinos están albergados en dos maravillosos palacios que se encuentran a ambos lados de la plaza, son los museos públicos más antiguos del mundo y en ellos podrás ver esculturas míticas como la Loba Capitolina o al Galata Morente.

9. Piazza Navona

Es la plaza más emblemática del centro de Roma. Sus edificios barrocos, los artistas callejeros y los típicos restaurantes italianos, hacen que te sumerjas en una experiencia única al visitar la zona.

Justo en el centro de la plaza, encontrarás la Fuente de los Cuatro Ríos, diseñada por Bernini, en ella podrás contemplar un gran obelisco egipcio en el centro y cuatro grandiosas esculturas musculosas que representan los rios Nilo, Ganges, Danubio y de la Plata.

10. Castel San’t Angelo

Bajando por la Via della Conciliazione desde San Pedro del Vaticano nos encontramos con este Castillo, fue construido como mausoleo para el emperador Adriano y se convirtió en  fortaleza papal en el siglo VI. Además de disfrutar del museo que alberga, de los recuerdos militares o de las armas medievales, podrás disfrutar de las vistas de la ciudad y tomar cuantas fotos puedas desde sus diferentes terrazas.

Y tú, ¿ya has viajado a la ‘Ciudad Eterna’? ¿Qué lugares son los que más te gustan de ella? Cuéntanoslo!

¡COMENTA ESTE POST!

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí