Tras un primer contacto con la ciudad de Roma nos preparamos para vivir un segundo día más intenso si cabe donde vamos a visitar el Vaticano (Museos Vaticanos y Basílica), Plaza de San Pedro, Castel Sant’Angelo y Piazza Navona. 

Volver a Qué hacer en Roma en 4 días – Día 1

En esta segunda jornada, los lugares a visitar están muy cerca unos de otros y apenas necesitaremos movernos en transporte público. Además, ¿quién no se quiere hacer una foto a las orillas del Tíber o en la Plaza de San Pedro?

Vaticano

Visitar la Ciudad del Vaticano te llevará toda la mañana, porque en la guía incluimos los Museos Vaticanos, la Basílica de San Pedro con subida a la cúpula, y la plaza de San Pedro.

Museos Vaticanos

Nuestro mejor consejo para esta visita es que compres las entradas con antelación antes del viaje. Verás una fila enorme para poder acceder sin tener comprada la entrada y junto a ella hay otro acceso para las personas que han comprado la entrada online previamente. Podrás comprobar que apenas hay gente en ese acceso, por lo que te ahorrarás mucho tiempo. Más abajo te dejamos el enlace para poder comprar las entradas. Insistimos, hay que tener mucho cuidado para no hacer la fila si ya has sacado previamente la entrada. Deberás acceder por el lugar reservado a las personas que ya las han adquirido previamente.

Los días previos al viaje, te recomendamos que planifiques esta visita, porque como su nombre indica, los Museos Vaticanos son varios museos: la pinacoteca, museo Chiaramonti y Braccio Nuovo, museo Pio-Clementino, Galleria delle Carte Geografiche, museo Gregoriano Egizio, museo Gregoriano-Etrusco, Stanze di Raffaello, Capilla Sixtina, Pabellón de las Carrozas…

Como ves, la visita da para mucho. Y es que son casi 7 kilómetros de exposiciones con más obras de arte de las que hay en algunos pequeños países. Nosotros nos dejamos llevar e intentamos visitarlo todo, pero sí es cierto que si tienes bien marcado lo que quieres ver de manera concreta, la visita es mucho más llevadera.

Pabellón de las Carrozas

En esta sala podrás ver una cantidad de berlinas y carrozas pertenecientes a los diferentes Papas, así como enseres y arreos de caballos o los coches con los que se puede observar el progreso en los automóviles. Como curiosidades, podrás ver el Papa móvil donde Juan Pablo II sufrió el atentado en la Plaza de San Pedro, un Renault 4 que el Papa recibió como regalo en 2013, o el mítico escarabajo de Volkswagen.

Papa móvil donde Juan Pablo II sufrió el atentado en la Plaza de San Pedro.

Patio de la Piña

Seguro que cuando has visto fotos en internet del Vaticano, has encontrado su famosa piña de bronce de 4 metros o la esfera que se sitúa en la zona central del patio. En este espacio puedes descansar y reponer fuerzas en la cafetería que se encuentra allí.

La célebre piña del Patio de la Piña.
Patio de la Piña.

Museo Chiaramonti

Esta larga galería se sitúa en la zona este inferior del Palacete de Belvedere. Es un pasillo enorme con multitud de esculturas, entre las que destacan la célebre estatua del Nilo representada como un dios yacente con 16 bebés encima. Esta estatua se encuentra en el Braccio Nuovo, al final del corredor.

Galería del Museo Chiaramonti.

Museo Pio Clementino

En este museo encontrarás diferentes salas con esculturas tan impresionantes como el Laoconte, el Apollo Belvedere, Apoxiómenos, Perseo triunfante, Hércules de bronce dorado… y un larguísimo etcétera que hará las delicias de los amantes de la escultura clásica.

El Laoconte.

Estancias de Rafael

Estas estancias fueron decoradas entre 1520-1524 evidentemente por Rafael mientras Miguel Ángel se encargaba de pintar los frescos de la Capilla Sixtina. Fue Julio II quien le encargó la decoración de estas estancias, compuestas por la Sala de Constantino, la Sala de Heliodoro, Sala de la Signatura y la Sala del Incendio del Borgo.

Como no puede ser de otra manera, tenemos que hacer mención al fresco que se encuentra en la Sala de la Signatura, titulado La Escuela de Atenas, la obra maestra de Rafael. En ella se representa un amplio grupo de filósofos reunidos junto a Platón y Aristóteles. Lo curioso es que estos filósofos tienen las caras de Leonardo, Rafael o Miguel Ángel.

La escuela de Atenas, en las estancias de Rafael.

Capilla Sixtina

Es el final del recorrido de los Museos Vaticanos, sin duda el mejor culmen. Importante! No te dejes influir por determinados aspectos negativos que te pueden fastidiar el momento, como la masificación de personas que habrá en la sala, los gritos continuos de los vigilantes para que la gente deje paso y los toques de atención de los propios vigilantes ya que está prohibido hacer fotos. Nuestra recomendación es que no tengas prisa en salir. DISFRUTA DE UNOS MINUTOS TRANQUILAMENTE OBSERVANDO LA OBRA DE MIGUEL ÁNGEL. Además, en los laterales hay espacios donde podrás sentarte y estar un rato.

Interior de la Capilla Sixtina.

Y ahora, un consejo muy importante si no quieres volver a hacer cola para entrar a la Basílica de San Pedro. Para salir de la Capilla Sixtina, te indicarán que debes salir por una puerta situada a la izquierda. NO DEBES HACER CASO. Debes dirigirte a la puerta de la derecha, que es por donde salen los grupos con guías. Haz como si fueras con uno de esos grupos. De esa manera saldrás a un patio donde podrás acceder a la Basílica directamente o subir a la Cúpula.

INFORMACIÓN ÚTIL
Web: www.museivaticani.va
Precio: 17€. Gratis último domingo de mes.
Incluido en Roma Pass: No.
Horario: De lunes a sábados de 9:00 a 18:00 horas. Último domingo de mes, de 9:00 a 14:00 horas.
Cómo llegar:
Dirección: Viale Vaticano s/n
Estaciones de Metro más próximas: Ottaviano-San Pietro (Línea A).

Cúpula Basílica de San Pedro

Es una experiencia que debes disfrutar, aunque a priori pueda parecer que es una actividad que puedes pasar por alto, la recompensa de contemplar las maravillosas vistas después del esfuerzo realizado al subir merece la pena. Piensa que no en todas las basílicas puedes subir hasta casi tocar lo frescos.

Vistas del interior de la Basílica de San Pedro desde su cúpula.

Como te hemos dicho, si sales de la Capilla Sixtina por la puerta de la derecha, accederás a un patio donde encontrarás el acceso a la cúpula, si accedes desde la Plaza de San Pedro, tienes la entrada a la derecha del  pórtico principal.

Puedes subir andado sus 551 escalones o puedes acceder con ascensor, que te dejará a mitad de camino para que continúes a pie durante 320 escalones.

Vistas de la plaza de San Pedro desde su cúpula.

INFORMACIÓN ÚTIL
Precio: 6€ sin ascensor, 8€ con ascensor.
Incluido en Roma Pass: No.
Horario: De 8:00 a 18:00h en verano y de 8:00 a 17:00h en invierno. Todos los días.
Cómo llegar:
Dirección: Piazza del Risorgimento
Estaciones de Metro más próximas: Ottaviano-San Pietro (Línea A).

Basílica de San Pedro

Al salir de la cúpula, se accede directamente a al interior de la Basílica. Lo primero que te llamará la atención es el Baldaquino de Bernini, que está situado sobre el Altar Papal y realizado con bronce del Panteón. Según avanzas serás consciente de la majestuosidad de la cúpula vista desde abajo. Tómate el tiempo necesario para disfrutar de esta obra excepcional de la arquitectura mundial y por supuesto no dejes de contemplar La Pietá de Miguel Ángel.

Interior de la Basílica de San Pedro.

 

La ‘Pietà’ de Miguel Ángel.

Una vez que sales de la Basílica quedarás sobrecogido por la imagen de la fachada y la Plaza de San Pedro, un conjunto arquitectónico único.

Fachada de la Basílica de San Pedro.

Llegados  este punto, es el momento de reponer fuerzas para poder continuar con la segunda parte del día, en esta zona encontrarás numerosos sitios para comer, restaurantes, restaurantes de comida rápida o chiringuitos en la propia calle, tú decides.

INFORMACIÓN ÚTIL
Precio: Gratuito.
Horario: De 7:00 a 19:00h en verano y de 7:00 a 18:30h en invierno. Todos los días.
Cómo llegar:
Estaciones de Metro más próximas: Ottaviano-San Pietro (Línea A).

Castel Sant’Angelo

Bajando por la Via della Conciliazone y dejando  nuestra espalda la Plaza de San Pedro, nos encontramos con este castillo fácilmente reconocible por su estructura redonda.

Exterior del Castel Sant’Angelo.

Fue construido como mausoleo para el Emperador Adriano y convertido en Fortaleza Papal en el S. VI. Dentro podrás ver una amplia colección de pinturas, esculturas, recuerdos militares y armas de fuego medievales, pero sin duda lo que no puedes dejar de pasar, es  hacer unas cuantas fotos para tu álbum del río Tiber y de la Basílica de San Pedro desde sus terrazas.

Panorámica del rio Tíber y del Vaticano desde el Castel Sant’Angelo.

 

INFORMACIÓN ÚTIL
Web: www.castelsantangelo.beniculturali.it
Precio: Adultos 10€ reducida 5€.
Incluido en Roma Pass: Si.
Horario: De 9:00 a 19:30h todos los días.
Cómo llegar:
Dirección: Lungotebere Castello, 50
Parada de Autobús más próxima: Piazza Pia.

Piazza Navona

Tras cruzar el río Tiber y callejeando, llegamos a esta plaza que en su origen albergó el estadio de Domiciano, donde se realizaban carreras de cuadrigas. Hoy en día es un referente cultural, turístico y gastronómico de la ciudad. Está coronada por la Fontana dei Quattro Fiumi de Bernini, que representa a los cuatro grandes ríos del mundo (Ganjes, Danubio, Nilo y de la Plata).

Piazza Navona, con la Fuente de los Cuatro Ríos de Bernini.
Fuente de los Cuatro Ríos de Bernini en Piazza Navona.

En esta zona tienes que perderte por sus calles, disfrutar de un helado en la plaza, disfrutar de la gastronomía italiana disfrutando de la música de los artistas callejeros, en definitiva, un buen lugar para acabar el día. De hecho os recomendamos Navona Notte, un lugar encantador, con una cocina italiana buenísima y unos precios muy asequibles.

Nuestra cena en Navona Notte.
Postres típicos italianos en Navona Notte.

Fin de nuestro segundo día en Roma, es hora de regresar al hotel, darte un ducha y meterte en la cama para reponer fuerzas para el tercer día.


Continúa con el día 3 de tu escapada de cuatro días a Roma

Así finalizamos nuestro segundo día en Roma, con muchas ganas de afrontar el tercero porque nos esperan sitios tan apasionantes como el Panteón o la Fontana de Trevi. ¡Próximamente!


¿Tienes cualquier duda o pregunta que hacernos? No lo dudes y escríbenos a preguntas@unviajeperfecto.es o a través de nuestros perfiles de las redes sociales. ¡Estaremos encantados de ayudaros!

¡COMENTA ESTE POST!

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí